Fondo de emergencias: ¿Qué es y cuánto ahorrar?

Tener un fondo de emergencia es una buena manera de prepararse para gastos inesperados, especialmente cuando las cosas van mal, como una avería de un electrodoméstico o del coche, o un imprevisto de salud. Te explicamos, qué es, cómo crear un fondo de ahorros para una emergencia y cuánto ahorrar.

Aunque es una buena idea crear un fondo de emergencia lo antes posible, lo mejor es limitarse a lo que se pueda permitir y tratar de ahorrar con regularidad. Ahorrar pequeñas cantidades con regularidad suele ser más eficaz que ahorrar grandes cantidades de vez en cuando, además te permite crear hábitos de ahorro.

¿Qué es el fondo de emergencias?

Un fondo de emergencia es el dinero que se ahorra para cubrir gastos urgentes o de imprevistos. Pueden ser reparaciones del coche, un viaje inesperado o una factura médica urgente. Proporciona una red de seguridad financiera para que no tengas que pedir dinero prestado si te ocurre algo a ti o a tu familia.

Aunque solo puedas ahorrar un poco, empieza y sigue ahorrando. Cuanto más pueda ahorrar regularmente, mejor. Ese es el comienzo de una buena cantidad de ahorros que te dará un respiro financiero.

Si piensas a largo plazo, merece la pena tener un poco más de dinero ahorrado. Esto puede ser útil si no puedes trabajar durante un tiempo, por ejemplo, si pierdes tu empleo o si te tomas un tiempo libre para cuidar a un familiar.

¿Cuánto debo ahorrar para el fondo de emergencias?

El fondo de emergencias no solo es por si quieres poder pagar una reparación inesperada, sino también es de gran importancia tener dinero suficiente para al menos tres meses en caso de que se te presente una situación complicada.

Cualquier cantidad ahorrada te ayudará si tienes que pagar algo que no esperabas. Una buena regla general para tener un colchón financiero sólido es disponer de al menos tres meses de gastos esenciales en una cuenta de ahorro de acceso instantáneo.

¿Cómo ahorrar para un fondo de emergencia?

Acá te dejamos con algunos consejos que te pueden ser útiles para empezar a crear tu fondo de emergencia hoy mismo.

Crea una cuenta de ahorro independiente

Es una buena idea crear una cuenta de ahorro separada, con un alto interés, para tu fondo de emergencia. Una cuenta separada hará que tengas menos tentaciones de recurrir a ella para los gastos cotidianos.

Automatiza tus ahorros

Puedes establecer una transferencia automática a tu fondo de emergencia desde la cuenta en la que ingresas tu sueldo. O pregunta a tu departamento de nóminas si pueden ingresar una pequeña parte de tu sueldo directamente en la cuenta del fondo de emergencia. De esta forma, puedes olvidarte de todo, sabiendo que tu fondo está creciendo.

Sigue aumentando tu fondo de emergencia

Si durante el año obtienes algún dinero extra, como una devolución de impuestos o un pago adicional por utilidades, vacaciones u otro concepto, puedes utilizarlo para aumentar tus ahorros para emergencias.

Construye tu historia de éxito

Damos crédito a tu Talento

Construye tu historia de éxito

Damos crédito a tu Talento