¿Tomar un crédito educativo es una buena decisión?

Elegir tomar o no un crédito educativo, no es algo fácil de decidir. Existe el atractivo de lograr esa meta de educación que todos queremos, y la otra parte el hecho de tener que pagar intereses por ello. Aún así, debes considerar que educarte nunca será una pérdida o una mala inversión, ya que tu educación es algo que nadie te podrá quitar.

En el siguiente artículo te hablaremos sobre los siguientes aspectos:

  1. Tomar un crédito educativo es una buena decisión?
  2. ¿Qué es un crédito educativo?
  3. Ventajas de un crédito educativo
  4. Riesgo de un crédito educativo
  5. Recomendaciones antes de tomar un crédito educativo.

¿Qué es un crédito educativo?

Los créditos educativos son créditos blandos, que a diferencia de un crédito normal, son otorgados específicamente para el pago de matrículas, colegiaturas o educación de las personas. Un crédito educativo es una opción que pagarás más adelante con intereses, incluyendo gastos asociados propios de una carrera o colegiatura.

Es un préstamo especializado que puede ser nacional o internacional. En el caso de ser fuera de tu país, te permitirá pagar gastos de estadía, transporte y matrícula en la mayoría de los casos. Para muchos, esta es la única alternativa para lograr un título universitario o de estudios superiores, por no poseer los recursos para costearlos. 

Ventajas de un crédito educativo

Los créditos educativos son una alternativa, con la ventaja principal de adquirir capacidades que podrás usar para trabajar, emprender un negocio, convertirte en un profesional y por ende tener mejores ingresos. A continuación, te mencionaremos las principales ventajas de obtener un crédito educativo:

  • Te permite cursar una carrera aunque tengas bajos recursos.
  • Podrás pagar el crédito y sus intereses una vez obtengas el título y un trabajo.
  • Es una inversión en conocimiento.
  • Disminuye tu carga de gastos.
  • La mayoría de las entidades bancarias cuentan con un plan de crédito educativo.
  • Te abre puertas a nivel internacional, porque es una opción de estudios en el extranjero.

Riesgo de un crédito educativo

El principal riesgo de obtener alguno de los créditos educativos es la cancelación del mismo. Si bien es cierto que podrás pagarlo con el trabajo que obtengas una vez graduado, existe el riesgo que en un futuro no tengas ese ingreso. El riesgo es igual que el riesgo de desempleo del lugar en el que te encuentres.

Sin embargo, nunca debe ser considerado como una carga o un peso, debes verlo como una oportunidad para crecer, porque tu eres el producto de lo que sabes. Una vez te conviertes en un profesional de tu carrera de estudio, le agregas valor a las empresas y a las organizaciones, crearás productos o servicios y serás proveedor de conocimientos que marcan tu futuro y del mundo.

Recomendaciones antes de solicitar un crédito educativo

Antes de acceder a alguno de los créditos educativos que te pueden ofrecer las instituciones correspondientes, te recomendamos que indagues mucho al respecto. Es por ello que te daremos recomendaciones para que tomes la mejor decisión:

1. Investiga la carrera que deseas estudiar en profundidad

Esto incluye el campo laboral, ingreso anual de los profesionales en esta área, demanda en el mercado de esta profesión, áreas o carreras que se relacionan, implicaciones legales y todo lo que puedas que te de una idea clara y actual de lo que representa esta carrera.

2. Investiga la institución y las coberturas que ofrecen para el crédito educativo

Lee mucho sobre el tipo de crédito educativo que tomarás, así como los intereses, cuotas que deberás pagar, métodos de cancelación, beneficios, consideraciones legales, y todo lo que puedas del crédito en sí, de la institución que la otorga y el centro educativo donde estudiarás.

3. Investiga la localidad donde estudiaras 

Ya sea en una localidad de tu país diferente a la tuya, o una internacional, investiga sobre: cultura, economía, clima, fuentes de empleo, carreras mas buscadas, vivienda, ingreso per cápita, calidad de vida, y demás datos de este lugar que te den una idea clara, debido a que pasarás varios años viviendo en ella.

4. Ve el crédito educativo como una inversión

No veas los créditos educativos como algo negativo antes de siquiera solicitarlo. Son una inversión en tu conocimiento, en tu vida, en tu trayectoria profesional, ya sea que esté iniciando o continuando, es algo que tendrás la posibilidad de pagar ya que adquirirás los conocimientos que serán tu recurso y valor para generar ingresos.

Los créditos educativos son una oportunidad que te das, y que podrás pagar una vez termines tus estudios. Si crees en ti, en tu capacidad de aprender y usar lo aprendido, ¿qué esperas? Toma un crédito educativo, el mundo necesitas más profesionales como tú.

Construye tu historia de éxito

Damos crédito a tu Talento

Construye tu historia de éxito

Damos crédito a tu Talento